El software FuelSense® 2.0 de Allison reduce el consumo de los vehículos de recogida de residuos en un 8,85%

  • Un test independiente del concejo de Fife (Escocia) prueba que las actualizaciones de software pueden ahorrar 50.000 euros anuales en diesel.

  • La cantidad invertida en la actualización Fuelsense, según el concejo de Fife, se recupera antes de 15 semanas.

Dos vehículos de recogida de desechos (RCVs) Mercedes-Benz Econic han sido readaptados con lo último en transmisiones Allison: el software Fuelsense ® 2.0, que ahorra hasta un 8,85% en consumo de diesel. Cifras que demuestran que acometer actualizaciones de software a mitad de la vida útil del producto reduce significativamente los costes de los vehículos de flota. El ahorro fue medido por el departamento de Operaciones del concejo de Fife durante una prueba de 21.000 kilómetros realizada durante seis meses, desde enero hasta junio del presente año.

En vista de los positivos resultados en términos de economía de combustible, el concejo escocés de Fife ha decidido actualizar otros 11 RCVs con el software Fuelsense 2.0, que se suman a los 11 planeados para enero de 2020. En total, 24 vehículos que dejarán un ahorro de casi 50.000 euros anuales, sin olvidar la faceta medioambiental: 124 toneladas menos de emisiones de CO2.

Los vehículos probados han sido dos Mercedes-Benz 6×2 de 26 toneladas equipados con la transmisión automática de Allison 3000 SeriesTM de seis velocidades. Ambos datan de 2017 y recorren aproximadamente 20.000 kilómetros al año.

Software Fuelsense 2.0 de Allison, la tecnología que ahorra combustible

Para establecer una comparación lo más precisa posible se recabaron datos de consume específicos de manera previa a la aplicación del Fuelsense 2.0. Uno de los Econics cubrió 10.000 kilómetros durante el período de prueba y el otro poco más de 11.250. “Este test ha sido el resultado de una excelente colaboración entre el concejo de Fife, Allison Transmission y Mercedes-Benz. Como resultado probado en nuestros propios vehículos y carreteras, tenemos una valiosa información que muestra cómo actualizar con las últimas tecnologías puede maximizar el valor de los servicios que prestamos a quienes los pagan con sus impuestos”, ha dicho Sandy Anderson, responsable del Servicio de Recogida de Reisudos del concejo de Fife.

“Son muchas las voces que desde la industria reclaman un mayor ahorro en el consumo de combustible, por lo que celebramos haber conseguido este importante 8,85% menos al actualizar al software Fuenlsense 2.0. Nuestros cálculos muestra que el coste de la actualización tiene un retorno complete en menos de 15 semanas”. Los vehículos de prueba han trabajado en turnos dobles, de lunes a viernes entre las 6 de la mañana y las 9 de la noche.

Los Econic recogieron cuatro tipos diferentes de residuos, empleando dos semanas consecutivas en cada uno de ellos en un ciclo total de ocho semanas: papel, orgánico, comida y jardinería y plásticos. Los dos recolectaron más cantidad de residuos en la prueba de seis meses que en el período de referencia. El ahorro mínimo fue de 2,38% mientras que hubo picos que alcanzaron el 19,50%, lo que combinado a lo largo de los seis meses resulta en un 8,85% de ahorro medio gracias a las características Dynactive Shifting del sistema Allison´s Fuelsense 2.0.

Algoritmo Inteligente

El corazón de esta tecnología es un algoritmo inteligente que registra constantemente las condiciones y factores que afectan a la conducción –tales como el peso del vehículo, el grado de inclinación de la carretera, la frecuencia de las paradas y puestas en marcha y el uso del acelerador- para llevar a cabo sutiles pero significantes alteraciones en los cambios de marcha.

Tercero más grande de Escocia, el concejo de Fife posee 48 vehículos de recogida de residuos, 42 de ellos equipados con transmisiones Allison. Hace cuatro años, el concejo fue uno de los primeros en adoptar el turno doble de lunes a viernes, logrando completar el servicio de cara a los fines de semana. Esta decisión permitió eliminar 25 vehículos de la flota RCV sin afectar negativamente al servicio prestado.

La flota total del Concejo abarca 1.430 vehículos de carretera, incluyendo camiones cisterna, furgonetas y coches escoba. Repostar estos vehículos cuesta más de 4 millones y medio de euros al año.