Bowman presenta intercambiadores de calor para motores eléctricos

  • El líder mundial de intercambiadores de calor irrumpe con fuerza en el mercado de la propulsión eléctrica e híbrida justo cuando cumple 100 años.

  • Las principales figuras de la industria se interesaron por estos productos británicos durante la exposición mundial “Electric & Hybrid Marine World Expo” de Amsterdam.

  • Bowman presta apoyo técnico y publicitario a distribuidores interesados en anticipar la revolución eléctrica en el sector, como Transdiesel.

Ya hemos tratado en estas líneas las cada vez más numerosas y exigentes leyes sobre las emisiones en el sector marino. Leyes que obligan a fabricantes y distribuidores a explorar nuevas vías para no perecer en un mercado que cambia a un ritmo vertiginoso. Y ahí es donde Bowman, lejos de ser un recién llegado, lleva años –acaba de cumplir 100- desarrollando y preparando sus intercambiadores de calor para la creciente tendencia eléctrica e híbrida.

La reciente exposición mundial de este tipo de propulsión celebrada en Ámsterdam ha sido el escenario elegido por el fabricante británico. Allí ha presentado su propuesta de intercambiadores de calor para motores eléctricos e híbridos. Y lo ha hecho con una ambiciosa acción que incluye dosier técnico, sección de ventas específica, campaña de publicidad y web propia

intercambiadores calor motores eléctricos

El resultado: decenas de líderes de la industria interesados por el potencial de un producto destinado a mejorar el rendimiento de los motores del futuro… y presente cercano. En Transdiesel no sorprende la potente maniobra de Bowman para implantar su tecnología en los motores eléctricos e híbridos. No obstante, compartimos desde hace años con Bowman su filosofía de asesoramiento técnico y en marketing, consejos de aplicación así como atención inmediata a toda duda que pueda surgirle al cliente.

Por qué elegir intercambiadores de calor Bowman

 

El calor generado por los propulsores eléctricos e híbridos en el sector marino puede afectar negativamente al funcionamiento del equipo. Bebiendo del siglo que acumula como fabricante de intercambiadores de calor, Bowman puso a sus técnicos a trabajar. Así hasta desarrollar diversas tecnologías que incluye el uso de otros fluidos en lugar de los estándares para que la acción eléctrica no genere temperaturas perjudiciales para el motor.

Por si fuera poco, el asesoramiento técnico previo detecta qué tipo de trabajo lleva a cabo la motorización adaptando el producto a las necesidades de la misma. Es decir, si el motor varía, el intercambiador de calor también. Pero la personalización no es la única baza por la que en Transdiesel confiamos en la tecnología de Bowman. Hay al menos un decálogo de razones por las que optar por el fabricante británico:

  • Empleo de componentes de la más alta calidad.
  • Ingeniería de precisión para conseguir la mayor eficiencia en la transferencia de calor.
  • Motor más duradero y con mejor rendimiento.
  • Disponibilidad de ingeniería avanzada con modelos 3D.
  • Reducción del impacto del calor en el motor y su funcionamiento.
  • Diseño compacto que facilita su integración en cualquier motor.
  • Amplia elección de tamaños para ajustarse también a la aplicación.
  • Mantenimiento y limpieza sencillos.
  • Rapidez en la entrega.
  • El apoyo posventa incluye información técnica, suministro asegurado de componentes sueltos y almacén global.

La propulsión en el sector marino está cambiando y soplan vientos híbridos y eléctricos. Pero Bowman, de la mano de Transdiesel, se lleva preparando años para seguir dotando a sus clientes del mejor y más avanzado producto. Los intercambiadores de calor líderes y preparados para integrarse en esta nueva corrientes de motores.