fbpx
91 673 70 12
0 elementos

Tu Compra

No hay productos en el carrito.

El motor es una de las piezas esenciales de un barco. Imagina sufrir una avería fuera del puerto sin posibilidad de volver con medios propios… Como reza el dicho, “mejor prevenir que curar”.

Pero, además, hacer un buen mantenimiento del “corazón” que propulsa nuestra embarcación es también alargar su vida útil y evitar gastos innecesarios.

Hay muchas cosas que se pueden hacer para tener a punto el motor, y la primera, muy básica pero no por eso muy popular, es leer bien el manual del mismo. Esta es una norma universal, en realidad, para cualquier aparato mecánico o electrónico. Conocer bien lo que tienes entre manos y usarlo según nos recomienda el fabricante es la primera norma de las tablas de la ley de los usuarios.

Saber también qué significa cada señal de aviso que se pueda activar es, por la misma razón, un seguro para evitar situaciones indeseables.

Aclarado este punto, hay muchas más cosas que puedes hacer para tener a punto el motor del barco:

Consejos para el mantenimiento del motor

  • No arranques el motor fuera del agua.
  • Presta atención a tus sentidos: un piloto rojo que no debería estarlo, un olor a goma o aceite quemados, sonidos y vibraciones anormales… todas ellas son señales de que algo puede estar fallando en su normal funcionamiento.
  • La humedad no suele ser amiga de la electricidad y, si el agua es salada, aún menos, así que una buena rutina será la de mantener los conectores eléctricos protegidos con un producto específico. La vaselina es un buen protector.
  • Revisar habitualmente los niveles del anticongelante y el aceite y el estado de los filtros. Es recomendable también usar los que recomiende el fabricante y del modo que se indique en el manual, tanto del motor, como del componente. Además, procura no mezclar aceite viejo con nuevo. Cuando haya que cambiarlo, vacía el depósito por completo y rellénalo con el nuevo aceite.
  • Cuando estés navegando, vigila que la profundidad del agua es suficiente.
  • Limpia el motor con agua dulce después de cada uso.
  • Cuando llegue la temporada de invierno y vayas a dejar de usar la embarcación es fundamental preparar el motor para el invernaje. En el artículo que te compartimos en el link puedes leer lo que necesitas saber para que protejas el motor de tu barco durante el invierno. Recuerda que si tu motor es fueraborda lo principal es sacarlo del agua mientras no se va a usar.

En general, en lo que respecta a carburante, aceites y demás nuestra recomendación es que siempre se compren de buena calidad. Ahorrar en esto no suele ser una buena idea porque puede generar gastos y malos funcionamientos a medio plazo.

Cuidar de las embarcaciones personalmente es una rutina bonita y entretenida, pero recuerda que también debes recurrir a los profesionales periódicamente para que te asesoren y controlen que todo está correcto.

Abrir chat
¿Cómo podemos ayudarle?
Bienvenido a Transdiesel 👋,
¿Cómo podemos ayudarle?